El Jardín Mauro

Los jardines celebres de España realizados por los califas traídos hace unos siglos de los árabes muestran hoy muchos elementos tradicionales de los jardines mauros o de los jardines de Andalucía.

El culto de la intimidad, el respecto por cada gota de agua aprendido en el desierto, la inclinación hacia la meditación característica para el mundo árabe, todas estas cosas condujeron a la construcción de un paraíso cerrado para muchos y un jardín abierto para pocos. Así es como un poeta de Granada lo llama, patio, el esquema de base para el jardín mauro, que recuerda el arreglo circular de las tiendas en el desierto.

En el patio, todas las plantas tienen cada una su plaza, para que no se incomoden recíprocamente, para que puedan evidenciar el color y la luz que eliminan. El agua misma tiene que ser discreta, el ruido producido por un surtidor en este espacio siendo excluso. La luz está dirigida gradualmente, pasa por las columnas que están alrededor del jardín, entra en el espacio mediador y llega en el interior. El elemento que impone nuestra atención es el surtidor o la cascada, que recuerda los oasis del desierto y el agua por la cual los árabes sienten una verdadera admiración.

En este compartimiento hay plantas específicas de las zonas del desierto, que nos permitieron realizar un patio autumnal. En este sentido, hemos construido un espacio discreto, como un pequeño jardín abierto para todos. Aquí pueden identificarse unos elementos característicos que hemos realizado ayudándonos de unas raleas de crisantemas, junto con rosas, naranjos o limoneros- plantas específicas para los jardines mauros.


La Universidad "Alexandru Ioan Cuza" de Iasi

Sugerencias, comentarios: Webmaster
Copyright ©2017 El Jardín Botánico de Iasi. Todos los derechos reservados